viernes, 14 de septiembre de 2012

Dispersión y falta de concentración

La dispersión y la falta de concentración nos impiden avanzar y conseguir nuestros objetivos y este puede ser uno de los motivos por los que un niño acuda a una consulta de Flores de Bach.

Empieza el nuevo curso escolar y para algunos niños la falta de atención vuelve a ser tónica general en el comportamiento en clase, qué Flores de Bach pueden ayudarle a ganar seguridad y confianza en sí mismo.

Clematis, cuando al niño le es fácil desconectar de la realidad, le cuesta concentrarse, podemos oír estos comentarios: está en las nubes, no tiene interés, parece que esté ausente.

Cerato, se siente inseguro y la opción es copiar o preguntar al compañero, se dispersa, está haciendo algún ejercicio y duda de cómo hacerlo, se siente confundido y cambia de ideas con mucha facilidad.

Scleranthus, cuando la toma de decisiones le supone una preocupación, le genera inestabilidad y falta de confianza en sí mismo, nunca está seguro de la elección a tomar, el temor a equivocarse está muy presente.

Chestnut Bud,  cuando los errores se repiten una y otra vez, cuesta concentrarse y asimilar los conceptos que se imparten en la escuela.

 Clematis
Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...