martes, 27 de diciembre de 2011

Flores de Bach para los niños

Los remedios florales del Dr. Bach para niños,  es un libro escrito por Judy Howard en 1994, enfermera y actual directora del Centro Bach en Mount Vernon.

Es un libro que según nos dice la autora será de beneficio para quienes tienen sus propios niños y para cualquiera que trabaje con los jovenes, los cuide, o tenga un interés activo en ese cuidado.

Presentado en 10 capítulos encontramos:

- El Sistema Bah y cómo se relaciona con los niños
- Los desafíos de los niños
- El desarrollo social de un niño
- Relaciones de familia
- Salud y enfermedad
- Niños con necesidades especiales adicionales
- Pubertad
- Amor, sexo y sexualidad
- Comportamiento social en la adolescencia
- Mirando hacia el futuro

En el segundo capítulo Judy explica que a menudo preocupa a los papás dar "medicación" a sus hijos, para aspectos sencillos de una infancia normal y sana y que a veces cuesta admitir que existe un comportamiento o condición psicológica que requiera un tratamiento, lo importante es recordar que las Flores de Bach asisten más que corrigen y echan una mano en vez de eliminar nuestra propia autonomía.


Myanmar, agosto 2007
Texto y fotos: Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral profesional

Las informaciones sobre las Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualizado,  prescrito por un terapeuta floral acreditado. 

sábado, 17 de diciembre de 2011

Carta para Dougy

La doctora Elisabeth Kübler-Ross escribió una carta para Dougy, un niño de nueve años enfermo de cáncer, en respuesta a algunas preguntas que le había hecho.

¿Qué es la vida?.... ¿Qué es la muerte?... ¿Y por qué tiene que morir los niños?

Elisabeth escribió una carta sencilla con los colores del plumier de su hija,  lo publicó en forma de libro, Dougy estuvo muy contento y satisfecho de tener un libro escrito e ilustrado especialmente para él.

....Cuando nace la gente, son pequeñas semillas, como las del diente de león, que soplamos en verano....



Algunas flores sólo florecen unos pocos días y todos las admiramos y las queremos por ser señal de la primavera y de la  
ESPERANZA 
 Luego mueren, ¡pero ya han hecho lo que tenían que hacer! 

Otras flores, florecen durante muchos días y entonces la gente ni se fija en ellas, esto es también lo que pasa con los viejecitos, se los ve sentados en un banco en el parque, hasta que no se los ve más, pues se han ido para siempre....
Foto: Pilar Vidal Clavería

jueves, 8 de diciembre de 2011

Flores de Bach en los niños

En el libro de Philip M. Chancellor, Flores de Bach, Manual ilustrado, encontramos en la descripción de cada uno de los 38 remedios de las Flores de Bach, una importante descripción de historias clínicas tratadas con Flores de Bach.

La edad de los niños y las flores de Bach utilizadas son los siguientes:

Bebés tratados con Agrimony y Crap Apple, un niño de once años con Centaury y Hornbeam, un niño de tres años y medio con Cherry Plum y Scleranthus, una niña de ocho años con Chestnut Bud y Crap Apple, dos niñas de seis y una de nueve con Chicory, una de doce años con Clematis, un niño de tres años con Holly, un niño de nueve con Larch, Mimulus y Star of Bethlehem, un niño de ocho con Mimulus y Clematis, uno de seis con Mimulus y Agrimony y otro de seis con Mimulus y Vervain, un niño de siete años únicamente con Mimulus, un niño de trece años con enuresis crónica con Mimulus y Agrimony.

Una niña de doce años primero sólo con Rock Rose y al cabo de un mes tambíen se añadió Honeysuckle, una niña de once años tratada  sólo con Rock Rose, una niña de diez años a la que se le suministró Rock Rose y también se dio el remedio a sus padres, a la niña al día siguiente se le agregó Centaury y Chicory.

Un niño de doce años con Scleranthus junto con Larch y al cabo de un tiempo se añadió Gentian.

En cuanto al Rescue Remedy describe un caso del que le informó un amigo con una niña de tres años tras un accidente en unos fuegos artificiales.

Junto al caso descrito en Larch podemos leer:

Los niños, vale la pena destacarlo, responden con mucha rápidez a los remedios y por lo general con resultados excelentes. No se resisten a colaborar con los remedios que se les dan ni razonan al respecto. Simplemente quieren ponerse bien y ser felices. ¿Esta actitud no encierra una lección?


Niños en Kyrgyzstan, junio 2009

Texto y foto: Pilar Vidal Clavería 

sábado, 26 de noviembre de 2011

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea

En este blog de Los niños y las Flores de Bach, también hay cabida para libros que leo y considero que nos pueden ayudar a entender a los niños, a su sentir,  acercarnos a sus ilusiones, a sus carencias y a sus necesidades, el primer libro que comenté fue EmocionArte con los niños.

Esta vez se trata de una novela,  Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, escrita por Annabel Pitcher, un libro que desde que lo empiezas notas que te atrapa, que no te dejará indiferente y que te hará pasar algo más que un buen rato.

La primera novela de Annabel Pitcher, que nació en 1982 en un pueblecito de Yorkshire, permite contactar con Jamie, un niño de diez años, un héroe con camiseta de Spiderman, para el que la vida no es fácil. Lo acompañamos durante una temporada en su vida diaria, desde que cumple 10 años y se va a vivir con su padre y su hermana a una nueva ciudad,  donde empieza a estudiar en una nueva escuela.

"Cuando abrí la puerta de casa, intuí que algo no iba bien.  Se abría con facilidad. No me atreví a mirar al suelo al principio y me forcé a recorda lo que siempre dice la abuela. Las cosas buenas vienen en pequeñas dosis."

"Corrí hasta casa, con miedo de que el director llamara antes de que yo llegara a la torre. Tenía el flequillo pegado en la frente cuando abrí la puerta de casa. Me preparé anímicamente, como lo haces en una noche de petardos antes de oir el ruído del cohete. Pero sólo oí un ronquido y me sentí tan aliviado, que mis piernas perdieron su fuerza."



He visto este trailer de la promoción del libro Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, 
después de leer la novela y es un fiel reflejo de la lectura.

Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral


sábado, 12 de noviembre de 2011

Aplicaciones locales de las Flores de Bach

La forma más habitual de tomar las Flores de Bach es a partir de un gotero de cristal con cuentagotas,  la llamamos toma oral.

Sin embargo existen otras forma de aplicación también muy eficaces y que denominamos aplicaciones locales.

La aplicación en forma de ambientador es una de ellas y es tan simple como preparar un frasco de plástico con difusor de spray, al que le podemos incorporar agua y las gotas de algunas de las Flores de Bach.

La aplicación del spray es fácil y eficaz y contribuye a armonizar el ambiente de distintos espacios de nuestras casas, puede ser especialmente útil en los dormitorios, sobre todo si los niños tienen miedo a la hora de ir a dormir o se despiertan por alguna pesadilla.

Las esencias florales también se preparan en una base de crema a la que añadimos las Flores de Bach específicas para cada caso o situación en concreto,  aplicándose directamente sobre la piel.

Las aplicaciones tópicas pueden efectuarse si hay dolor en alguna zona determinada del cuerpo y también son muy eficaces en problemas de la piel.


Aspen es uno de los remedios que podemos utilizar para armonizar ambientes

Foto: Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral
El Jardí de les essències, mayo 2011

viernes, 28 de octubre de 2011

EmocionArte con los niños

EmocionaArte con los niños, el Arte de acompañar a los niños en su emoción, es un libro escrito por Macarena Chías y José Zurita, dirigido a padres, educadores, psicoterapeutas y cuidadores.

Un libro que nos muestra las emociones en los niños, desde un planteamiento accesible que permite acercarnos a las emociones y su expresión en los niños. 

Las emociones en los niños son intensas y frecuentes y  discurren a lo largo del libro en diversos apartados respondiendo a preguntas que nos hacemos cuando los niños conectan con sus emociones.

El modelo que presentan los autores está fijado en dos niveles, las emociones básicas y las emociones profundas.

Nos hablan de seis emociones básicas: Alegría, Tristeza, Amor horizontal, Miedo lógico, Poder y Rabia  a las que añaden dos emciones profundas, AMOR parental y MIEDO existencial, escritas en mayúsculas para diferenciarlas de las básicas con el mismo nombre. 

Todas estas emociones quedan desglosadas en la segunda parte del libro, con ejemplos en todas ellas de como detectarlas y poder ayudar a los niños a desarrollarlas.

Aparecen después estados emocionales complejos o profundos como los celos, la vergüenza, la envidia y la culpa.

La tercera parte del libro trata sobre el proceso del duelo primero como visión general y de modo particular en los niños.





sábado, 15 de octubre de 2011

Logopedia y Flores de Bach

Hace unos días comenté en la entrada en este blog,  Expresar emociones en la escuela, la ponencia de Neus Esmel EsmelFlores de Bach en la escuela “Aprendiendo a vivir” “Ciclo inicial, medio, primaria” y un nuevo reto: “escolares de p3 y p4", que Neus había presentado en el Congreso Sedibac de Terapia floral celebrado en la ciudad de Barcelona, el pasado mes de mayo.

Otra de las ponencias que he podido leer en la página web de Sedibac, es la presentada por la logopeda y terapeuta floral Montserrat Grau Oliver, directora del centro Tonema, con el título Flores de Bach en logopedia. La historia del pájaro y el león.

Montse parte de la base que las Flores de Bach son un instrumento que se puede utilizar en distintos procesos terapéuticos y entre ellos la Logopedia, de la que es especialista. Presentó en su ponencia un caso clínico en el que se emplearon las Flores de Bach de una forma global y sistémica. Global porque se tuvieron en cuenta para su determinación la patología que presentaba el paciente, un niño de cinco años, su patrón comunicativo y su perfil psicológico. Y sistémica porque en el proceso terapéutico se realizó una implicación de toda la familia.

La historia que contó el niño en la valoración de su momento emocional, a través de una prueba proyectiva, en la que se le propuso que relacionara a cada miembro de su familia con un animal, dio como fruto una historia gráfica donde se puede seguir la evolución de su historia personal y donde las diferentes Flores de Bach formuladas por Montse acompañaron al proceso personal del niño y poco a poco también al resto de los miembros de la familia.

Montse concluyó su intervención agradeciendo el poder trabajar con la familia al completo, una forma de llevar a cabo una investigación profunda, donde se aunaron aspectos fisiológicos, emocionales, del lenguaje y de la comunicación.


Vuelo desde la cima del Taillon 3144 m

Texto y foto: Pilar Vidal Clavería

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 


domingo, 9 de octubre de 2011

Terapia floral para niños de hoy

María Ester y Amanda Céspedes Calderón son dos hermanas gemelas que ayudan a muchos niños de Chile a beneficiarse de las esencias florales.

María Ester se diplomó en Terapia Ocupacional en la Universidad de Chile, es cuentista, pintora, se formó como terapeuta floral y reikista.

Amanda estudio medicina en la Universidad de Chile y realizó un posgrado en neuropsicología y neuropsiquiatría infantil en la Universitá  degli Studi de Turín, Italia. 

Las hermanas Céspedes Calderón publicaron en abril del 2007 el libro Terapia Floral para niños de hoy, un libro que auna sus miradas en busca de respuestas entorno a una pregunta:  ¿Cómo ayudar a los niños de hoy a crecer felices?.

Un libro donde la intuición y la ciencia se complementan y muestra cómo los remedios florales ayudan a los niños a "derrotar el sobreestrés y vivir como debe ser: en amor y armonía."

En la presentación de esta obra,  María Ester nos habla sobre sus indagaciones en el mundo de las emociones infantiles y cómo fue descubriendo que la terapia floral permite lograr la armonía emocional en los niños.

Por su parte Amanda, brinda en su presentación una invitación a sus colegas médicos para que conozcan el recurso terapeútico que ofrecen los remedios florales.

En el último de los capítulos: Los códigos secretos guardados en el delicado baúl del alma infantil,  María Ester nos relata:

"Las 38 esencias florales del doctor Bach son remedios energéticos eficaces, naturales e inocuos, que deben ser administrados de forma responsable y profesional, ya que movilizan emociones, producen cambios en la recepción y emisión de energías que conforman la información, permiten la expresión de sentimientos hasta entonces sofocados y el surgimiento de nuevos modos de asumir los desafíos de la vida diaria.
La misión del niño, desde su más tierna edad, es aprender. Y todas las flores del sistema floral de Bach apuntan de un modo y otro al aprendizaje, ya sea corrigiendo aquello que entraba al niño o ayudándolo a superar los obstáculos que impiden su correcto ejercicio. "
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

martes, 27 de septiembre de 2011

A la cama de los papás

A la cama de los papás, es el título del artículo que publiqué en la revista 57 de SEDIBAC en el verano del 2010.

¿Qué pasa cuando un niño se despierta por la noche y va a la cama de sus papás?
¿Qué emociones se esconden tras esa intranquilidad que lleva al niño a dejar su habitación y acudir a la de sus padres?
Básicamente es el miedo el que está presente. Matizar qué tipo de miedo se ha desarrollado en el niño, es parte del trabajo del terapeuta floral a la hora de determinar que Flores de Bach pueden ser la más adecuadas.
El miedo puede manifestarse en el dormir de los niños de diferentes formas, en terrores nocturnos o en pesadillas o con episodios de insomnio.
En otras ocasiones la causa del cambio de cama no es el miedo, sino el deseo de requerir la atención de los papás, tras el que puede haber desde los celos a una sensación de abandono real o imaginaria.

Mónica es una niña de 7 años que acude a la consulta acompañada de su papá, no ha tomado nunca Flores de Bach, tiene un familiar que sí las está tomando y sus papás han decidido que pueden ser una buena opción.
Me explica el papá, que Mónica no duerme bien. Desde hace algo más de un año, se despierta, alrededor de la una de la madrugada, va a la cama de sus papás, se queda durmiendo junto a mamá y el papá se va a otra habitación.
El papá dice que Mónica es impulsiva, que tiene "prontos", que de pequeña surgían en cualquier sitio y que ahora aparecen especialmente en casa.
Tras la primera parte de la visita, donde tomo los datos personales de la niña, fecha y lugar de nacimiento, quien vive en la casa, cuantos hermanos tiene, que lugar ocupa entre ellos, etc., me quedo a solas con ella y le doy un papel y un lápiz para que realice un dibujo de tema libre, a su elección.
La realización de dibujos durante la consulta, es una buena manera para establecer la relación entre el terapeuta y el niño. Se establece un dialogo a través de lo plasmado en el dibujo, mediante el cual se intenta averiguar qué puede estar pasando en la vida del niño.

En el 2007 Claudia Stern realizó un taller con el título El test del árbol, de la casa, de la persona y su asociación con las esencias florales, dio unas pautas básicas para aproximarnos al lenguaje del niño y a sus emociones, a través de los dibujos, y desde entonces muchas veces utilizo esta herramienta, ya que permite haciendo un análisis muy básico del dibujo captar aspectos y situaciones que nos pueden indicar que remedios pueden ayudar al niño.

Mónica apoya la cabeza para dibujar, le comento que no es bueno para su vista, que está forzando más un ojo que el otro, deja de hacerlo y sigue dibujando.
Elabora el dibujo de manera minuciosa y detallista, aparecen montañas, con nieve en las cumbres, una casa con varías ventanas, sin chimenea, junto a la casa hay un árbol donde dibuja frutas.
En la parte superior de la hoja a la derecha está el sol y en el centro dos nubes de las que salen rallas, no es lluvia me comenta, sino viento.
Mónica tiene un hermano y la relación entre ellos es "regulín".
A Mónica le gusta jugar con cualquier cosa, bailar y la sopa, en cambio no le gusta el chocolate, ni la leche, ni el tomate crudo, ni las peras, que precisamente ha puesto en el árbol.
Su rendimiento escolar por lo que explica es bueno.
Preparo un frasco de 30 ml, del que tomar cuatro gotas, cuatro veces al día, con las siguientes flores:

Mimulus, aunque no comenta nada en concreto que le cause miedo, la casa está aislada, sin chimenea, como si todo quedará en el interior, no verbaliza lo que le da miedo, va junto a su madre y entonces puede volver a dormir.
Holly, puede ayudar a mejorar la relación con su hermano, tanto en la forma de las montañas, como en la hierba que rodea la casa o en los rayos del sol aparece una peculiar forma puntiaguda.
Chicory, hay una demanda de atención, de que se preocupen por ella
Heather, para cubrir la sensación de carencia de afecto, que en muchas ocasiones no es tanto real sino de percepción
Red Chestnut, ayudará a cortar un apego que en este caso es excesivo en relación a su mamá.

Quedamos en vernos en 3 o 4 semanas.

En la segunda visita Mónica viene con su mamá y su hermano, está contenta, desde el primer día de tomar las Flores consigue dormir en su cama toda la noche, dice su mamá que ahora lo que necesita es "tranquilidad y pausa".
Después de unos primeros minutos donde estamos todos juntos en la sala, me quedo a solas con Mónica y está vez le digo que escriba una breve carta de deseos. El primero es que quiere dormir sola. Aunque ya lo esté haciendo, necesita afianzarse en este sentido. También dice que le gustaría trabajar más y no pelarse con su hermano.

Esta vez preparo las mismas flores y añado Impatiens y Agrimony.

Mónica tiene características personales de ambas flores, es impulsiva, recuerdo los prontos que explicaba su papá en la primera visita y no lleva bien el enfadarse con su hermano, como si ello perturbara la paz que necesita.
A las tres semanas la mamá me llama por teléfono, Mónica está más tranquila y duerme sola, todo y que le cuesta hacer caso de las indicaciones de sus papás, esta vez no nos vemos personalmente, le hago llegar las Flores y también le doy un dibujo del mandala de Impatiens para que lo coloree y lo tenga en su habitación.
En este tercer preparado el único cambio es el de Heather por el de Vine, aprecio una cierta tozudería en el relato de la mamá respecto a su hija en el que Vine podrá ayudar.
A las tres semanas la mamá vuelve a llamar por teléfono, Mónica continúa bien por las noches, me explica que en los exámenes se precipita, que necesita un poco más de maduración

Le hago llegar unas flores con:

Chicory, Holly, Impatiens y Agrimony, flores que se mantienen de la vez anterior y como nuevas Chestnut Bud, necesita aprender que en los exámenes las cosas van a salir mejor si se hacen despacio y reflexionando, Cherry Plum, que reforzará a Impatiens y a Chestnut Bud para ayudarla a mantener el control a la hora de desarrollar los ejercicios y Elm porqué Mónica, a lo largo de nuestras entrevistas ha demostrado ser una niña responsable y así prevenir un desbordamiento provocado a veces por un exceso de responsabilidad.
Quedamos en vernos con Mónica esta vez en la consulta en tres semanas.
Este caso lo podemos dar como concluido en cuanto a que la primera demanda de la niña, el poder dormir sola se solventó y también dejarlo como abierto ya que Mónica sigue tomando las flores para mejorar otros aspectos de su vida cotidiana, donde las Flores también pueden ser de gran ayuda.



Texto y fotos: Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 
 

martes, 6 de septiembre de 2011

Expresar emociones en la escuela

El pasado mes de mayo se celebró en la ciudad de Barcelona, el Congreso Sedibac de Terapia Floral.

La ponencia de Neus Esmel Esmel tenía por título:  Flores de Bach en la escuela “Aprendiendo a vivir” “Ciclo inicial, medio, primaria” y un nuevo reto: “escolares de p3 y p4”.

La propuesta de hacer llegar las Flores de Bach a la escuela por parte de Neus, surgió hace unos años en la ciudad de Tarragona, con el objetivo de que los alumnos aprendieran a identificar y expresar sus emociones tomando como referencia a las flores de Bach y se ha demostrado en los años de vigencia de este proyecto que las Flores de Bach  son un recurso de gran ayuda en el ámbito escolar, para el aprendizaje de valores, promover el diálogo,  la tolerancia y el respeto.

Planteado como una asignatura en algunas escuelas de localidades de la provincia de Tarragona en los ciclos inicial, medio y superior, el proyecto se quiere trasladar también a los más pequeños de las clases P3 y P4, para que de esta forma queden integradas en todos los ciclos escolares, ya que son muchos los beneficios que se obtienen, para aprender a identificar y expresar las emociones, comunicar miedos e inquietudes, todo ello gracias al conocimiento de las Flores de Bach con herramientas al alcance de todos como cuentos, postales y pinturas.

Las Flores de Bach son de gran ayuda para la educación emocional en el entorno escolar y se ha llegado a convertir en un programa que cada vez tiene más demanda y donde se aúnan la colaboración de maestros, educadores, escuela y familia.


Las postales de las flores de Bach en estilo Naïff de Crispin Sarrá

 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 
 

jueves, 25 de agosto de 2011

La autoestima y las Flores de Bach

La autoestima es una valoración que hacemos de nosotros mismos y que podemos relacionar con diversos aspectos.

Combina la percepción que tenemos de nosotros mismo con el ideal que nos hemos formado.

La autoestima se aprende, cambia y se puede mejorar ya que está basada en sensaciones, creencias y experiencias.

Nuestra autoestima es responsable de nuestros éxitos y de nuestros fracasos, con una autoestima adecuada, nuestra capacidad estará potenciada para desenvolver nuestras habilidades, aumentando nuestra seguridad personal, en cambio una autoestima baja nos puede conducir al fracaso y a una falta de confianza en uno mismo.

Podemos mejorar nuestra autoestima con la ayuda de las Flores de Bach.

Determinadas personalidades tienen más facilidad para derivar a estados donde una baja autoestima esté muy presente.

De las doce primeras Flores de Bach, los Doce Curadores, caracterizados por corresponder a tipos de personalidad o de carácter, algunas de ellas en su aspecto negativo, darán una incorrecta valoración de uno mismo y por tanto una tendencia a tener una baja autoestima, podemos ver entre otras a:

Mimulus, personas tímidas, ansiosas, inseguras, con miedos, vergonzosas, no se atreven a intentar algo que les gustaría hacer.

Gentian, no lo intentan porque están seguros de que saldrá mal, se desaniman fácilmente y son muy negativos.

Centaury, la sumisión al otro, el miedo al rechazo lo llevan a actuar, no por confianza en uno mismo, sino por acatamiento de los deseos del otro y no de los propios.

Cerato, la falta de criterio propio lo conducen a una falta total de confianza en si mismo, en el tener que preguntar siempre antes de actuar.

Scleranthus, no pasarán a la acción por el bloqueo que les produce el tener que escoger.

Cuando en nuestra personalidad un aspecto se cronifica, podremos necesitar de alguno de los Siete Ayudantes, en el caso de las flores anteriores podemos llegar a:

Gorse, no solo no merece la pena o no nos atrevemos a intentar algo, sino que además nos damos totalmente por vencidos y asumimos que tiramos la toalla.

Rock Water, la autoexigencia total y absoluta, hace que si no lo vamos a hacer perfecto digamos que ya no merece la pena el hacerlo.

Y dentro de las últimas 19 Flores de Bach, transpersonales, tenemos a una serie de flores en las que podemos encontrar estados asociados con una baja autoestima en:

Larch, con gran sentimiento de inferioridad y anticipación al fracaso, se rechaza cualquier situación nueva, ante el miedo a que pueda salir mal, es la flor de ayuda para los "es que no puedo...".

Wild Rose, no les importa nada, viven en tal apatía que dicen que no merece la pena ni intentarlo.

Crap apple, muy ligado a la aceptación que se tenga de uno mismo.

Pine, creemos que tenemos la culpa de todo, en lugar de asumir nuestra responsabilidad.

Willow, sentimos un gran resentimiento hacía los demás que sí pueden conseguir sus propósitos.

Elm, nos sentimos desbordados ante las situaciones, incapaces de valorar nuestras auténticas capacidades.

Cómo explicaba al principio del texto la autoestima se aprende y los padres podemos potenciarla en nuestros hijos de una manera correcta, valorando sus progresos, por pequeños que sean, no burlándose de sus errores o de su falta de capacidades, no hace falta recriminarlos de una manera ostentosa, ni delante de cualquiera, hacer una positiva valoración de las diferentes situaciones con las que abordamos la vida diaria es muy importante.

 
Saltando a la cuerda, Valle de las flores, Kyrgyzstan
Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 
 

miércoles, 10 de agosto de 2011

Reconocer las emociones

La doctora María Luisa Pastorino, médico, homeópata y psiquiatra argentina, publicó en 1987 el primer texto en castellano sobre las Flores de Bach, con el título La medicina floral de Edward Bach.

Se trata de un manual sobre los remedios del doctor Bach, donde encontramos el relato de historias clínicas tratadas por la doctora Pastorino. Uno de ellos se refiere a un niño de seis años que fue descrito por sus papás en una primera entrevista como muy tímido, la presencia de extraños hacía que corriera a esconderse y no contestaba a lo que le preguntaban.

El diagnóstico que realizó la doctora fue de que era tímido y con síntomas de huida e inhibición por miedo, por lo que le prescribió Mimulus, en la dosis habitual de 4 gotas, 4 veces al día.

Al mes no se observó ninguna modificación en su conducta, cosa que la doctora consideró extraña, ya que los niños suelen responder muy rápidamente al tratamiento con las flores.

Realizó una segunda entrevista con los papás, que hicieron una discriminación más fina de las peculiaridades del niño y que sugerían inseguridad y vergüenza de sí mismo. Se le indicaron entonces otras flores Larch, Crab Apple y Gentian.

En la primera semana de tomar los remedios se observó una importante mejora en su conducta, que fue aumentando al cabo del primer mes.

La doctora Pastorino describe este caso como un ejemplo de lo importante de hacer un  buen diagnóstico a la hora de prescribir los remedios florales.

La palabra miedo se utiliza de forma muy general y en cambio tras ella se puede encontrar diferentes estados emocionales, puede ser la emoción del miedo propiamente dicha, el sentimiento de minusvalía o inferioridad o una imágen de vergüenza de uno mismo.

Es necesario aprender a identificar nuestras emociones para después poderlas aceptar y gestionar de la mejor manera, esta correcta identificación nos ayudará a nosotros mismos y también lo podremos transmitir a nuestros hijos.

Distinguir las diferentes emociones nos permite conocernos y reflejar lo que nos sucede, una buena manera de saber las flores de Bach que mejor nos podrán ayudar.




Larch, el remedio para la anticipación al fracaso
Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

jueves, 4 de agosto de 2011

Séptimos Campamentos de verano de Integración Sensorial

Se ha realizado durante el pasado mes de julio la Séptima edición del Campamento de verano de Estimulación Infantil.

Un año más los niños con edades comprendidas entre los cinco y los catorce años llegaron a Can Montcau, la casa de colonias cercana a la Roca del Vallès, a unos cuarenta kilómetros de Barcelona.


Reloj de sol en Can Montcau

El primer grupo de 40 niños y que se comunican normalmente en castellano llegó el lunes 18, el segundo grupo de 8 niños, con necesidades más específicas, llegó el martes 19 y el tercero de 38 y que se comunican o comprenden el catalán llegó el lunes 25.

Durante su estancia en los campamentos los niños, repartidos en grupos según sus edades, recibieron las sesiones de Integración Sensorial como actividad terapeútica principal y también otras terapias como psicomotricidad, musicoterapia, expresión corporal, arte-terapia, yoga, movimiento corporal, terapia de juego, trabajo con animales de granja y en su mayoría, siempre que los papás firmarán la autorización,  tomaron Flores de Bach.



Goteros con Flores de Bach

Los preparados con las Flores se administran cuatro veces al día, se hace coincidir con las comidas: almuerzo, comida, merienda y cena y cuando los niños dejan la casa de colonias se llevan su frasco para continuar el tratamiento en su casa hasta finalizar el gotero.


La mesa preparada y los goteros con las Flores de Bach

En el dossier informativo que reciben los papás antes de iniciar los campamentos se incluye la siguiente información sobre las Flores de Bach:

Las Flores de Bach se aplican de una manera continuada desde los años 30, cuando el Dr. Edward Bach, nacido en Inglaterra, creó una terapia de una simplicidad y eficacia incuestionable.

Sus aplicaciones son muy amplias y entre otras características encontramos:

- No tienen ninguna contraindicación
- No tienen efectos secundarios ni adversos
- Son compatibles con cualquier tipo de tratamiento
- Tienen un sistema de actuación sólido y fiable
- Tienen un efecto resolutivo selectivo y preventivo
- Ayudan al organismo a equilibrarse a nivel mental y físico




Olivo junto a Can Montcau

Los preparados con las Flores de Bach tiene unas esencias comunes para todos los niños, que les ayudan en su adaptación al nuevo entorno y favorecen diversos aspectos relacionados con el aprendizaje y la concentración, a no extrañar ni añorar excesivamente a la familia, adaptación al nuevo entorno y otras flores que se dan de forma individualizada, que les pueden ayudar a superar miedos, inquietud, tics nerviosos, timidez, apatía, etc.


Chicory en Can Montcau

Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 
 

jueves, 28 de julio de 2011

Encontrar sentido


Y la última parte del libro Preparado, listos,....16 actitudes para ser feliz, nos presenta el encontrar sentido, la forma en la que demos sentido a la vida nos proporcionará estabilidad en un mundo cambiante, nos ayudarán a ello:

Los principios, con criterios para tomar decisiones a lo largo de la vida, en nuestro día a día, la virtud de Scleranthusla estabilidad,  se alzará frente al error de la indecisión.

Las aspiraciones,  con la base de ser mejores para crecer y evolucionar, el último de los Siete Ayudantes, Wild Oat, que escogió el doctor Bach para los que ambicionan hacer algo importante en la vida, para los que quieren adquirir muchas experiencia y disfrutar todo cuanto les sea posible, viviendo con plenitud.

El altruismo, el ofrecer, el ayudar como un arte, siendo útil a los demás sin que éstos  nos lo pidan, desarrollando la virtud de Centaury, la fortaleza frente a la debilidad, una debilidad que les hace servir a los demás solo por agradar, subestimando sus propias fuerzas.

La valentía, hacer algo con determinación, con coraje, desarrollando el valor del Rock Rose frente al terror que paraliza, sin abandonar pese a las dificultades, siendo valientes  que no imprudentes.

Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral


 

viernes, 22 de julio de 2011

Cómo relacionarse


Hemos visto en las dos últimas entradas del blog diversas actitudes positivas que nos permiten afrontarnos en la vida a lo que nos va sucediendo y algunas Flores de Bach que nos pueden ayudar a ello.

La actitud con la que emprendemos nuestras acciones tiene mucho que ver con el resultado que se obtenga de ellas, en nosotros mismos y en nuestro entorno.

Siguiendo de nuevo el libro Preparado, listos,....16 actitudes para ser feliz, encontramos en su tercera parte actitudes para relacionarse de la mejor manera posible.

¿Cómo nos relacionamos con los demás?, todos estamos interconectados, la independencia total es un mito, todos dependemos de todos y para conseguirlo son básicos:

El respeto, el tener en cuenta a los demás. Beech será la Flor de Bach que nos ayudará a ser tolerantes, indulgentes y comprensivos de los diferentes caminos que cada individuo y todas las cosas recorren en su propia perfección final.

El perdón, además de que sea la virtud a desarrollar por Impatiens y que hemos visto con la actitud de la paciencia, pensemos también en un perdón como capacidad de recuperar la paz mental, desarrollada como virtud de un Agrimony frente a toda la intranquilidad o tortura mental, cuando algo nos daña o molesta.

La gratitud para apreciar y valorar lo que se tiene gracias a los demás, desarrollarla nos ayudará a apreciar aspectos positivos también en las circunstancias adversas y no entrar en estados Willow en los que nos cuesta aceptar las desgracias sin quejas ni resentimientos.

La responsabilidad, aprendiendo  de nuestros  errores sin culparnos ni a nosotros ni a los demás. Pine es la flor de Bach que nos ayudará cuando,  aunque algo salga bien, pensemos que podríamos haberlo hecho mejor.


Bosque de hayas, Beech 
Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

domingo, 26 de junio de 2011

Actuar

Para cambiar patrones mentales, para cambiar nuestra manera de pensar comentábamos en la entrada anterior de la incorporación de cuatro primeras actitudes: Humildad, Paciencia, Satisfacción y Alegría y cuatro Flores de Bach que podíamos asociar con ellas.


La segunda parte del libro, Preparados, listos...16 actitudes para ser feliz. Educación en valores,  se refiere al actuar, sobre el cómo actuamos.

Las acciones pueden cambiar el mundo, las actitudes que nos ayudarán en la acción son también cuatro.

La bondad el  tratar bien a los demás para ayudarles a ser felices, la cualidad de Clematis, frente al error de la indiferencia.

La honestidad que nos da la oportunidad de actuar de forma clara e íntegra, siendo congruente, siendo digno de la confianza de los demás, consiguiendo la virtud de la tolerancia de Vervain frente a su error del entusiasmo exagerado

La generosidad que nos lleva al compartir, a dar libremente sin obtener nada a cambio, el doctor Bach escogió a Chicory para desarrollar el amor, con mayúsculas, como virtud frente al retraimiento.

El habla positiva, no olvidemos el poder de la palabra, el atreverse a hablar, superando la timidez, el miedo al que dirán, el doctor Bach escogió a Mimulus para superar a todos los miedos cotidianos, desarrollando la compasión frente al miedo.


Generosidad con Chicory

Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

domingo, 19 de junio de 2011

Actitudes


La actitud con la que afrontamos la vida determina nuestra forma de vivir.

El libro de la Asociación Educación Universal y The Foundation for Developing Compassion and Wisdom. Preparados, listos...16 actitudes para ser feliz. Educación en valores. Ediciones Dharma. Novelda (Alicante), 2009, presentado en cuatro partes, constituye una gran herramienta para que la actitud positiva  con que los niños afronten la vida a la hora de emprender las acciones les sirva de ayuda para escoger ser felices.

El libro combina a la perfección la parte teórica con la práctica elaborada a base de juegos, reflexiones, experimentos, cuentos, pinturas, canciones.

Al ir leyendo estas 16 actitudes a lo largo del libro me han ido apareciendo algunas de las Flores de Bach.

La primera parte de libro se basa en el pensar, de cómo pensamos. Si cambiamos nuestra manera de pensar cambiamos nuestra vida.
 
Para cambiar patrones mentales y acercarnos a nuevas formas de vivir, el libro nos dice que lo lograremos incorporando cuatro primeras actitudes.

La humildad para entender que no estamos solos en el mundo y que contribuye a nuestra felicidad  ayudándonos a mantenernos libres de prejuicios y a no juzgar a las otras personas, la humildad  nos conduce a la sabiduría, la virtud que desarrollaremos con Cerato, frente a su error que es la ignorancia.

La paciencia para aprender a reflexionar, mantener la calma, pensar con claridad, la podremos desarrollar con Impatiens, su virtud es el perdón, para compartir ideas y disfrutar de los demás  frente a  su error la impaciencia.

La satisfacción de saber contentarnos con lo que tenemos en lugar de seguir anhelando más lo podemos desarrollar con Holly, el remedio para los que se ven frecuentemente atados por pensamientos de envidia, celos, venganza o sospecha.

La alegría que nos permite disfrutar de los placeres cotidianos, sentir felicidad por la buena suerte propia y de los demás, Water Violet, desarrolla la virtud de la alegría frente al error de la aflicción.

Flor malva pálido de Impatiens

Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral



domingo, 12 de junio de 2011

Tratamientos con Flores de Bach

¿Y siempre funcionan las Flores de Bach?

Esta es una pregunta que nos hacen en la consulta los papás cuando sus hijos empiezan a tomar Flores de Bach.

Habitualmente las Flores de Bach funcionan y generalmente en un espacio de tiempo de uno a tres meses, los niños mejoran sus estados emocionales, están más tranquilos, contentos y felices.

Aunque también nos encontramos casos en que los papás manifiestan que no han notado ningún cambio o incluso que sus hijos están más alterados que antes de tomar las esencias.

Las causas a este tipo de respuestas pueden ser varias y podemos citar algunas de ellas:

- El tiempo que ha trasncurrido desde el inicio del tratamiento todavía no es el necesario para notar una mejoría significativa.

- El número de tomas no es el adecuado. Cuando prescribimos unas Flores de Bach, indicamos una pauta de cuatro gotas 4 veces al día, aunque esta dosificación para algunos  niños no resulta la más adecuada, necesitan tomar más dosis al día, normalmente con 6 veces durante unos días, es suficiente, o por el contrario, son niños que con dos veces al día tienen suficiente para una buena respuesta a las esencias.

¿Qué hacer en estos casos?

Asumir que el tratamiento con Flores no responde a un tratamiento alopático convencional, estamos hablando de tratamientos a nivel energético, vibracional y podemos ser flexibles en cuanto a la dosificación y atender a las peculiaridades de cada uno.

- Las expectativas ante los tratamientos son desmesuradas y si no son las esperadas, la familia decide que las Flores no son un tratamiento adecuado.

- Se producen cambios en el entorno del niño, que modifican e influyen en su estado emocional y provocan desestabilizaciones que enmascaran la mejoría.

- El terapeuta floral se puede equivocar, por no tener información suficiente para determinar las mejores esencias o pueden existir otros transtornos que requieren otras intervenciones terapéuticas.

- No es lo más frecuente,  pero en alguna ocasión nos han relatado que el niño está peor que antes de tomar los remedios florales. Hay que tener presente que las alteraciones que pueden provocar la toma de las Flores nunca son severas o irreversibles, se pueden expresar en llanto o actitudes desafiantes no manifestadas hasta el momento y que compartiéndolas y viviéndolo como algo pasajero, se logra armonía y equilibrio a los pocos días.



Cherry Plum
Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 

domingo, 5 de junio de 2011

Campamentos de verano de Estimulación Infantil

El siguiente artículo lo publiqué en el blog Sentir con Flores de Bach después de los Quintos Campamentos de verano de Estimulación Infantil,  el próximo mes de julio unos nuevos campamentos, los Séptimos,  tendrán lugar en la casa de colonias de Can Montcau, muchos de los niños que acudirán también tomarán Flores de Bach.

Lunes 3 de agosto de 2009

"El pasado sábado finalizaron los Quintos Campamentos de verano de Estimulación Infantil.

El bullicio y la actividad que durante dos semanas acompañaron a Can Montcau, la casa de colonias cercana a la Roca del Vallès, contrarrestaban en la tarde del sábado con un espacio en silencio, recogido y cerrado preparado para el próximo curso escolar.

Can Montcau, La Roca del Vallès

Estos campamentos basados en la Estimulación Infantil aplican principalmente la terapia de la Integración Sensorial.

Los niños que participan en ellos vienen de diferentes lugares de la península y también de las islas Canarias y Baleares.

Las sesiones terapéuticas que han recibido en estas últimas dos semanas han sido de Integración sensorial, de Psicomotricidad, Musicoterpia, Expresión corporal-teatro sensorial, Trabajo táctil emocional en la granja con los animales, juego terapéutico, yoga y a los niños autorizados por sus papás se les ha dado Flores de Bach.

He preparado Flores de Bach para los niños desde que se celebraron en el 2005, los primeros campamentos de verano de Estimulación Infantil.

En los campamentos del 2008, en su cuarta edición, gracias a la colaboración de la psicomotricista Elena Ramos, las Flores de Bach estuvieron también presentes en forma de cuento, donde Chicory en forma de mariposa era la protagonista.

En el Congreso Sedibac de Terapia Floral, en la Mesa Temática Niños, explique mi colaboración en la edición de esos cuartos Campamentos preparando las Flores de Bach a los niños, con el título Aprender con Flores de Bach. Estuve en la mesa junto a Isabel Poveda que habló de su experiencia en Jaca en una escuela infantil realizando un taller con niños y padres y junto a Salud Zárate con su Proyecto Semilla, donde se reúnen a madres, padres e hijos para compartir emociones, sentimientos y vivencias donde las Flores de Bach son de gran ayuda.

Este año 2009, no había pensado en nada especial, pero ante la pregunta de Aris, uno de los niños que participaban en el segundo turno, ¿de donde se sacan estas flores de Bach?, preparé una pequeña explicación, junto a uno de los olivos que están en la casa de colonias.


Las Flores de Bach

Son 38, tienen el nombre de Flores, porque la mayoría de ellas se obtienen de flores y se les llama de Bach, por el nombre de la persona que las descubrió, el de un médico inglés Edward Bach.

Estas flores nos ayudan a equilibrar nuestro carácter y nuestros estados de ánimo.

Nuestro carácter:

Cómo somos cada uno de nosotros.

Todos somos diferentes, no solo físicamente, sino también la manera cómo pensamos, cómo nos comportamos, cómo reaccionamos, hasta los gemelos que podemos ver iguales tienen un carácter diferente.

Nuestro estado de ánimo:

Cómo estamos, no siempre nos sentimos igual, por ejemplo a veces estamos tristes, otras contentos, otras veces angustiados, aburridos, otras enfadados, rabiosos, queremos estar solos, otras necesitamos llamar mucho la atención y necesitamos estar acompañados.

También están los estados de ánimo "demasiados", cuando estamos demasiado alborotados, demasiado nerviosos, revoltosos, entusiasmados, caprichosos, hay que encontrar el equilibrio, el punto intermedio y a eso nos ayudan las Flores de Bach.

Para preparar las flores de Bach hay que ir a la Naturaleza, al campo.

Hay que hacerlo de una manera determinada y os voy a poner un ejemplo para que sepáis que no es complicado.

¿Qué necesitamos?:

- Un recipiente de cristal transparente

- Agua

- Las flores de la planta

- Sol, que aporta su energía

Uno de los 38 remedios está precisamente aquí delante....

¿Cuantos conocéis a este árbol?...

Uno de los olivos, de Can Montcau

Sí, es un olivo y el olivo es una de las 38 Flores de Bach.

En un campo de olivos, lejos de la ciudad, en una zona tranquila, ponemos el recipiente de cristal con agua.

El olivo tiene que estar florecido.

Se cortan sus flores y se colocan sobre la superficie de este agua. Se dejan al sol durante unas dos o tres horas, y toda la energía y propiedades que tienen las flores del olivo, pasan a este agua.

Se cuela esta agua con un filtro y se llena una botella de cristal oscuro hasta la mitad, se añade coñac hasta llenarla y tendremos así lo que se llama Tintura madre.

Con esta Tintura madre podremos hacer las botellitas pequeñas para después preparar vuestros botecitos.

Estuvieron atentos a las explicaciones y también hicieron preguntas, para después seguir disfrutando de su rato de juego tras la merienda."
Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 
 

domingo, 22 de mayo de 2011

Independientes, temerosos o mimosos

Los tres últimos remedios de las Flores de Bach asociados a tipos de personalidad los encontramos en niños en los que predominan su independencia, el ser niños temerosos en extremo o tan mimosos que de manera constante reclaman nuestra atención.

De los niños con peculiaridades de Water Violet, solemos decir que son muy independientes porque son reservados y no necesitan de la compañía de otros niños o de adultos para sentirse cómodos y haciendo lo que les gusta, son niños tranquilos que disfrutan pintando, leyendo o con juegos que no necesitan de otros compañeros. El problema aparece cuando lo que hace es evitar el contacto con los demás, aislándose y creando un mundo infranqueable para los que le rodean.

Las delicadas flores de Water Violet, le ayudarán a salir de un aislamiento que le impide reconocer y disfrutar del diálogo y la comunicación con los demás,  porque tan importantes son los momentos de soledad como los de la compañía.



Resulta a veces díficil hablar de personalidades Rock Rose, una tipologia que el doctor Bach describe como remedio para las situaciones de emergencia, aunque hay niños que presentan en ocasiones una total paralización ante situaciones que viven como de auténtico pánico y llegan a paralizarlo.

Las flores de Rock Rose son amarillas aportan valor y coraje para afrontar situaciones que podemos vivir como de peligro y que nos pueden producir temblores y sudoraciones en exceso y también es de utilidad en terrores nocturnos y pesadillas.



Cuando un niño necesita reclamar nuestra atención de manera constante, necesita ser tenido en cuenta y sentimos que es demandante en exceso,  está presentando características del estado negativo de Chicory, en este estado la manipulación está al orden del día, le gusta hacer favores, aunque siempre espera una recompensa y de no recibirla se siente tratatado injustamente.

Las flores de Chicory,  compuestas como las margaritas, son de un bello color azul, su nombre común es el de achicoria y nos enseñan a dar y a sentirse bien dando, y no esperando necesariamente recibir algo a cambio.
Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 
 

lunes, 2 de mayo de 2011

Angustiados, sumisos o dispersos

Seguimos con otros tres remedios de las Flores de Bach, tres flores más denominadas como flores de la personalidad, ¿nos recuerda alguna de ellas a cómo es alguno de nuestros hijos? esta vez se trata de Agrimony, Centaury y Cerato.

Agrimony

Sabemos que las apariencias engañan,  en ocasiones cuando nuestro hijo aparenta estar contento, estar feliz, notamos sin embargo que algo no funciona, que algo va mal, los papás lo sentimos y aunque nos muestre su cara más alegre y jovial, algo nos dice que la verdad está enmascarada.

El niño no se siente bien, está angustiado, no le gusta estar solo, busca la compañía de los demás y se muestra atento y simpatico para ser aceptado, no discute ni se pelea, aunque no esté de acuerdo con lo que se haga o a lo que se juegue.

Teme no ser aceptado si se muestra tal cual es y elige el disimular para sentirse querido.

Lo que hemos visto hasta este punto correspondería a los aspectos negativos de Agrimony,  el remedio con sus flores amarillas trabaja las emociones reprimidas, aporta calma y paz. Es necesario aprender a pedir ayuda y a confiar, a mostrarse cómo es, a reconocer los problemas y a partir de ahí buscar soluciones.



 Centaury

¿Y que sucede con los niños que se muestran sumisos ante los demás? pues que corresponden al patrón negativo del remedio Centuary. Los niños en este estado negativo se muestran tan serviciales que son incapaces de decir no y que por ello descuidan sus propias tareas, una manera muy particular y poco constructiva de hacerse querer.

Centaury que tiene unas pequeñas flores rosadas aporta con su esencia  firmeza y voluntad, de esta forma la ayuda a los demás se podrá a realizar desde un lugar sincero, no desde el sometimiento y el servilismo.

Cerato

El tercero de los remedios de hoy y que asociamos a los niños dispersos es Cerato. Una dispersión unida a la influenciabilidad, es un niño que piensa que son los otros los que tienen la razón, sabe lo que quiere y en cambio se deja convencer por los demás con total facilidad. Se encuentra con una gran dificultad si tiene que decidirse por algo, aparece la duda ante la elección, pregunta y pregunta, nunca confía en su propia respuesta.

Cerato con sus flores azules aporta confianza en sí mismo, le enseñará que no es necesario buscar las respuestas en los demás, con lo que ganará seguridad y decisión a la hora de trabajar y de actuar.



Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 
 

domingo, 24 de abril de 2011

Desanimados, indecisos o entusiastas en exceso

Vimos hace unos días tres de las Flores de Bach, que denominados como flores de la personalidad, para comprobar cual de ellas se acercaba más a la personalidad de nuestros hijos, eran Impatiens, Mimulus y Clematis y las asociábamos con niños impacientes, miedosos o soñadores.

Hoy podemos comentar tres remedios más y que podemos relacionar con niños que se desaniman con facilidad, que son indecisos o entusiastas en exceso.

Gentian

Hay niños que se desaniman o desalientan con facilidad y ante cualquier contrariedad se ponen tristes e incluso llegan a llorar. Esperan más el fracaso que el éxito y desconfían de que las cosas les puedan salir bien. En el juego,  si pierden se contrarian más de lo que podríamos esperar, para qué voy a ir al partido, si seguro que perdemos, pueden llegar a decirnos. En los exámenes están convencidos de que no obtendrán buenos resultados.

Las flores de Gentian le ayudarán a superar el pesimismo y aparecerá la comprensión como forma de ver la vida con la confianza del que acepta las diferentes realidades que nos acompañan, propias y ajenas.



Scleranthus 

Niños a los que les cuesta mucho dedidirse y cuando finalmente lo hacen suelen cambiar de opinión enseguida. Su estado de ánimo también varía, pueden estar contentos y al poco tristes, se están riendo y de pronto se ponen a llorar, pueden presentar inestabilidad también a nivel físico, como por ejemplo en sus movimientos, al caminar o al saltar.


Scleranthus que tiene unas pequeñas flores verdes, aporta equilibrio y da capacidad para la determinación, ayuda a tomar decisiones y a aceptar el error como posibilidad de aprendizaje.



Vervain

Cuando el entusiasmo aparece en exceso, cuando son niños que quieren imponer su criterio a los demás, que prevalezca su manera de hacer o ver las cosas y llegan a ser intolerantes con sus amigos y compañeros y les cuesta estar quietos.


Las flores color malva de Vervain serán las más adequadas para ayudar a ser más respetuosos, a hacer las cosas sin tensiones y sin querer convencer a los demás de lo que quieren enseñar.



Texto y fotos:
 Pilar Vidal Claveria
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 
 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...