martes, 15 de julio de 2014

Décimos Campamentos de verano de Estimulación Infantil

Faltan pocos días para que comience la Décima edición de los Campamentos de verano de Estimulación Infantil en la casa de colonias de Can Montcau.

En julio del 2005, hacía pocos meses que había terminado mi primera formación de Flores de Bach con mi primer maestro floral Ricardo Orozco, en su centro Anthemon y le sugerí a Bàrbara Viader, directora del CEIB, Centre d'Estimulació Infantil de Barcelona,  la posibilidad de hacer a los niños sesiones de Reflexología podal durante su estancia en los campamentos y que los niños a los que sus papás lo autorizaran, tomarán Flores de Bach.

Era mi primera experiencia de este tipo y hacer llegar y haber dado a conocer los beneficios de los remedios a tantas familias a lo largo de todas las ediciones de los Campamentos, es una gran satisfacción para mi como terapeuta floral.

Las Flores de Bach ayudan, aportan energía, equilibran y armonizan diferentes estados de ánimo, potencian valores, se utilizan tanto en niños como en adultos como terapia única o como terapia complementaria y cada vez son más los profesionales médicos, psicólogos, logopedas y maestros,  que incorporan el uso de las esencias florales a sus tratamientos o trabajos habituales.

Realizo dos tipos de combinaciones de flores, las de los niños que ya conozco y a los que preparo sus fórmulas personales y la que preparo al resto de niños, una combinación más genérica que les ayude y complemente en su estancia en los campamentos,  con las siguientes flores:

Impatiens, el primero de los remedios que descubrió el doctor Bach, para tener y llevar un ritmo adecuado en sus actividades, aportando calma y capacidad de espera.

Walnut, les ayuda a adaptarse a la casa de colonias y a las actividades que realizan a lo largo de todo el día, para vivir los cambios desde la seguridad y la confianza.

Chestnut Bud, el remedio por excelencia para mejorar las dificultades en los aprendizajes, la asimilación y la comprensión en las actividades y también la capacidad de observación.

Scleranthus, favorece la integración a nivel de los hemisferios cerebrales, aporta serenidad,  da resolución y también equilibrio.

Larch, para fortalecer la confianza en sí mismos, aportar seguridad y potenciar sus capacidades,  ayudarles a descubrir su potencial y a superar la baja tolerancia a la frustración.

 Flores de Impatiens

Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualizado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...