martes, 27 de diciembre de 2011

Flores de Bach para los niños

Los remedios florales del Dr. Bach para niños,  es un libro escrito por Judy Howard en 1994, enfermera y actual directora del Centro Bach en Mount Vernon.

Es un libro que según nos dice la autora será de beneficio para quienes tienen sus propios niños y para cualquiera que trabaje con los jovenes, los cuide, o tenga un interés activo en ese cuidado.

Presentado en 10 capítulos encontramos:

- El Sistema Bah y cómo se relaciona con los niños
- Los desafíos de los niños
- El desarrollo social de un niño
- Relaciones de familia
- Salud y enfermedad
- Niños con necesidades especiales adicionales
- Pubertad
- Amor, sexo y sexualidad
- Comportamiento social en la adolescencia
- Mirando hacia el futuro

En el segundo capítulo Judy explica que a menudo preocupa a los papás dar "medicación" a sus hijos, para aspectos sencillos de una infancia normal y sana y que a veces cuesta admitir que existe un comportamiento o condición psicológica que requiera un tratamiento, lo importante es recordar que las Flores de Bach asisten más que corrigen y echan una mano en vez de eliminar nuestra propia autonomía.


Myanmar, agosto 2007
Texto y fotos: Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral profesional

Las informaciones sobre las Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualizado,  prescrito por un terapeuta floral acreditado. 

sábado, 17 de diciembre de 2011

Carta para Dougy

La doctora Elisabeth Kübler-Ross escribió una carta para Dougy, un niño de nueve años enfermo de cáncer, en respuesta a algunas preguntas que le había hecho.

¿Qué es la vida?.... ¿Qué es la muerte?... ¿Y por qué tiene que morir los niños?

Elisabeth escribió una carta sencilla con los colores del plumier de su hija,  lo publicó en forma de libro, Dougy estuvo muy contento y satisfecho de tener un libro escrito e ilustrado especialmente para él.

....Cuando nace la gente, son pequeñas semillas, como las del diente de león, que soplamos en verano....



Algunas flores sólo florecen unos pocos días y todos las admiramos y las queremos por ser señal de la primavera y de la  
ESPERANZA 
 Luego mueren, ¡pero ya han hecho lo que tenían que hacer! 

Otras flores, florecen durante muchos días y entonces la gente ni se fija en ellas, esto es también lo que pasa con los viejecitos, se los ve sentados en un banco en el parque, hasta que no se los ve más, pues se han ido para siempre....
Foto: Pilar Vidal Clavería

jueves, 8 de diciembre de 2011

Flores de Bach en los niños

En el libro de Philip M. Chancellor, Flores de Bach, Manual ilustrado, encontramos en la descripción de cada uno de los 38 remedios de las Flores de Bach, una importante descripción de historias clínicas tratadas con Flores de Bach.

La edad de los niños y las flores de Bach utilizadas son los siguientes:

Bebés tratados con Agrimony y Crap Apple, un niño de once años con Centaury y Hornbeam, un niño de tres años y medio con Cherry Plum y Scleranthus, una niña de ocho años con Chestnut Bud y Crap Apple, dos niñas de seis y una de nueve con Chicory, una de doce años con Clematis, un niño de tres años con Holly, un niño de nueve con Larch, Mimulus y Star of Bethlehem, un niño de ocho con Mimulus y Clematis, uno de seis con Mimulus y Agrimony y otro de seis con Mimulus y Vervain, un niño de siete años únicamente con Mimulus, un niño de trece años con enuresis crónica con Mimulus y Agrimony.

Una niña de doce años primero sólo con Rock Rose y al cabo de un mes tambíen se añadió Honeysuckle, una niña de once años tratada  sólo con Rock Rose, una niña de diez años a la que se le suministró Rock Rose y también se dio el remedio a sus padres, a la niña al día siguiente se le agregó Centaury y Chicory.

Un niño de doce años con Scleranthus junto con Larch y al cabo de un tiempo se añadió Gentian.

En cuanto al Rescue Remedy describe un caso del que le informó un amigo con una niña de tres años tras un accidente en unos fuegos artificiales.

Junto al caso descrito en Larch podemos leer:

Los niños, vale la pena destacarlo, responden con mucha rápidez a los remedios y por lo general con resultados excelentes. No se resisten a colaborar con los remedios que se les dan ni razonan al respecto. Simplemente quieren ponerse bien y ser felices. ¿Esta actitud no encierra una lección?


Niños en Kyrgyzstan, junio 2009

Texto y foto: Pilar Vidal Clavería 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...