domingo, 23 de julio de 2017

Las Flores de Bach están de Campamentos

Las Flores de Bach han vuelto a la casa de colonias de Can Montcau.

Desde el 2004 acompañan a los niños en sus actividades de Integración Sensorial, Psicomotricidad, Música y Danza terapia, Expresión corporal más Teatro sensorial, Trabajo corporal con iniciación a las artes marciales

Las Flores de Bach un año más ayudan a los niños en su equilibrio emocional y mental,  y a que se adapten mejor al entorno y a las actividades que realizan durante los días que duran los campamentos.

Los niños toman las gotas cuatro veces al día, al terminar la estancia se llevan el frasco para casa donde pueden continuar con la misma pauta hasta finalizar el gotero.

Como en ediciones anteriores la combinación de los remedios en los niños que no las han tomado de forma habitual son las siguientes:

Impatiens, el primero de los remedios que descubrió el doctor Bach, para tener y llevar un ritmo adecuado en sus actividades, aportando calma y capacidad de espera.
Es una planta originaria del Himalaya que crece cerca del agua, sus flores son rosadas. Aporta paciencia, tolerancia y reduce la impulsividad, mejorando la capacidad de empatía.

Walnut, es el nogal, les ayuda a adaptarse a la casa de colonias y a las actividades que realizan a lo largo de todo el día, para vivir los cambios desde la seguridad y la confianza. Es la flor de Bach para ayudarnos en cualquier proceso de cambio, procesos relacionados con nuestro entorno y con nosotros mismos.

Chestnut Bud, el remedio por excelencia para mejorar las dificultades en los aprendizajes, la asimilación y la comprensión en las actividades y también la capacidad de observación. Este remedio se prepara por ebullición con los brotes del Castaño de Indias, otra de las flores de Bach, White Chestnut, y ayuda a responder con alegría ante la dificultad de los aprendizajes.

Scleranthus, favorece la integración a nivel de los hemisferios cerebrales, aporta serenidad,  da resolución y también equilibrio. Es una flor muy pequeña de color verde, una pequeña corona de cinco puntas, descubierta por el doctor Bach en 1930, que nos aporta equilibrio ante la oscilación constante.

Larch, para fortalecer la confianza en sí mismos, aportar seguridad y potenciar sus capacidades,  ayudarles a descubrir su potencial y a superar la baja tolerancia a la frustración. Se trata de un árbol peculiar, todo y que pertenece a la misma familia que los pinos y los abetos, sus hojas son caducas, ayuda a responder con seguridad a los retos que nos presenta la vida.


Texto y fotografía: Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral
Counseling integrativo-relacional de duelo y pérdidas

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualizado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...