lunes, 2 de mayo de 2011

Angustiados, sumisos o dispersos

Seguimos con otros tres remedios de las Flores de Bach, tres flores más denominadas como flores de la personalidad, ¿nos recuerda alguna de ellas a cómo es alguno de nuestros hijos? esta vez se trata de Agrimony, Centaury y Cerato.

Agrimony

Sabemos que las apariencias engañan,  en ocasiones cuando nuestro hijo aparenta estar contento, estar feliz, notamos sin embargo que algo no funciona, que algo va mal, los papás lo sentimos y aunque nos muestre su cara más alegre y jovial, algo nos dice que la verdad está enmascarada.

El niño no se siente bien, está angustiado, no le gusta estar solo, busca la compañía de los demás y se muestra atento y simpatico para ser aceptado, no discute ni se pelea, aunque no esté de acuerdo con lo que se haga o a lo que se juegue.

Teme no ser aceptado si se muestra tal cual es y elige el disimular para sentirse querido.

Lo que hemos visto hasta este punto correspondería a los aspectos negativos de Agrimony,  el remedio con sus flores amarillas trabaja las emociones reprimidas, aporta calma y paz. Es necesario aprender a pedir ayuda y a confiar, a mostrarse cómo es, a reconocer los problemas y a partir de ahí buscar soluciones.



 Centaury

¿Y que sucede con los niños que se muestran sumisos ante los demás? pues que corresponden al patrón negativo del remedio Centuary. Los niños en este estado negativo se muestran tan serviciales que son incapaces de decir no y que por ello descuidan sus propias tareas, una manera muy particular y poco constructiva de hacerse querer.

Centaury que tiene unas pequeñas flores rosadas aporta con su esencia  firmeza y voluntad, de esta forma la ayuda a los demás se podrá a realizar desde un lugar sincero, no desde el sometimiento y el servilismo.

Cerato

El tercero de los remedios de hoy y que asociamos a los niños dispersos es Cerato. Una dispersión unida a la influenciabilidad, es un niño que piensa que son los otros los que tienen la razón, sabe lo que quiere y en cambio se deja convencer por los demás con total facilidad. Se encuentra con una gran dificultad si tiene que decidirse por algo, aparece la duda ante la elección, pregunta y pregunta, nunca confía en su propia respuesta.

Cerato con sus flores azules aporta confianza en sí mismo, le enseñará que no es necesario buscar las respuestas en los demás, con lo que ganará seguridad y decisión a la hora de trabajar y de actuar.



Texto y fotos:
 Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada niño necesita un tratamiento individualitzado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado. 
 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...